Esta hermosa parroquia se encuentra en la memoria histórica y cultural de todo un poblado. Los “Voladores de Cuetzalan” desafían los cielos mirando de frente a esta edificación que se levanta por sobre todo el panorama de este rincón poblano. La Parroquia de San Francisco de Asís fue construída entre el siglo XVII y XIX. Una de sus mayores características es que su torre es la más alta en todo el estado de Puebla.

A pesar de su estructura sobria, cuenta con una fachada de estilo renacentista y caracteres románicos. A principios del siglo XIX, fue agregada una torre reloj de unos 68 metros de altura. Frente a él se encuentra una extensa explanada donde sus escaleras sirven como descanso para todos los visitantes que llegan hasta aquí. Dentro de su edificación también se pueden ver relieves de la vida de Cristo. Asimismo, existe grandes marcos a los lados del altar mayor con representación del “Cántico del Hermano Sol“.

Todos los domingos, después de la misa cantada en náhuatl, se levanta un mástil para la ejecución de la danza de los voladores. De esta manera, la parroquia mezcla dos tradiciones a la perfección: la católica y la prehispánica, pues este lugar y el palo sagrado son un mismo escenario para honrar a los dioses. La Parroquia de San Francisco de Asís se encuentra en el centro de Cuetzalan frente a la plaza principal. 

Dejar un mensaje