La salud física consiste en el bienestar del cuerpo y el óptimo funcionamiento del organismo de los individuos, es decir, es una condición general de las personas que se encuentran en buen estado físico, mental, emocional y que no padecen ningún tipo de enfermedad.
Cuando un individuo goza de un buen estado de salud física su cuerpo goza de solidez y carece de enfermedades, por tanto su salud mental y emocional también se encuentran en buen estado. Sin embargo, la salud física puede verse afectada de diferentes maneras según el estilo de vida de cada uno, el entorno donde vive o trabaja, según la genética que posea e incluso depende de la asesoría médica que reciba.

CONSEJOS:
1. Hidrátate
Tomar por lo menos 10 vasos de agua al día mantendrá a tu cuerpo hidratado y lo ayudará a desempeñar funciones vitales como la digestión, el transporte de nutrientes y la expulsión de desechos.
2. Muévete
Realizar actividad física 3 veces a la semana evita el riesgo de enfermedad cardiovascular, osteoporosis, diabetes; ayuda a bajar el colesterol y te hará sentirte llena de vitalidad.
3. Come verde
Los consejos de la Organización Mundial de la Salud indican que es recomendable comer 5 raciones de frutas y vegetales al día. Te aportan vitaminas, fibra y antioxidantes, y reducen la posibilidad de cáncer, tensión alta y enfermedades intestinales.

4. Balancea tus comidas
Llevar una dieta balanceada en la que incluyas alimentos de todo tipo es la mejor manera de garantizarle a tu cuerpo el combustible y nutrientes para mantenerse sano y ejecutar las actividades del día a día.
5. Descansa
Cuando duermes se produce la regeneración de las células y la restauración de las funciones del organismo. Dormir 8 horas diarias está asociado a un mejor crecimiento y memoria y a un menor riesgo de hipertensión y envejecimiento temprano.
6. A sonreír se ha dicho
Reír mejora la respiración y fortalece el corazón. Además, durante este proceso se liberan endorfinas que ayudan a tu cuerpo a enfrentar enfermedades .
7. No al estrés
El estrés puede traer consecuencias graves para tu salud, sobre todo, si se mantiene a largo plazo. El estrés debilita el sistema inmunológico y lo hace menos eficaz para luchar contra las bacterias .

8. Sin vicios
Fumar y beber alcohol acortan tu tiempo de vida y tienen efectos perjudiciales en la salud de tu hígado, corazón, estómago, piel y pulmones.
9. Piensa en positivo
Llevar una actitud positiva está relacionada con un tiempo de vida más largo. Alejar los malos pensamientos te hará sentirte mejor, al tiempo que sufrirás menos de enfermedades.
10. Disfruta del sexo
Se ha demostrado que durante el sexo se queman 350 calorías y se ponen en funcionamiento unos 500 músculos. Tener sexo seguro mejora tu estado de ánimo, oxigena tu cuerpo y te hace inmune a enfermedades.

Dejar un mensaje