Al sur de Yucatán emerge con espectacularidad la zona arqueológica de Uxmal, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Es una de las zonas arqueológicas de la cultura maya cuya arquitectura es de las más majestuosas de Yucatán. Su belleza se caracteriza por tener palacios bajos y horizontales, colocados alrededor de patios o cuadrángulos, los cuales son ricos en decorados de esculturas muy detalladas elaborados con miles de pequeñas piedras perfectamente pulidas y ajustadas formando mosaicos geométricos de una perfección no igualada en toda la zona maya.

Se dice que la ciudad de Uxmal fue fundada por la tribu de los Xiues. La ocupación del sitio se remonta al Preclásico superior a.C., sin embargo el mayor volumen de la obra constructiva se realiza durante el Clásico Tardío (600- 1000 d.C.). Tuvo una población de 20,000 habitantes aproximadamente.

Conforman la ciudad 15 grupos de edificios, distribuidos de norte a sur, en una extensión de aproximadamente 2 km. Entre los que destacan: La pirámide del Adivino, con su Plaza de los Pájaros, el Cuadrángulo de las Monjas, el Juego de Pelota, el Palacio del Gobernador, la Gran Pirámide y El Palomar, además del Grupo Norte, la Casa de la Vieja, El Cementerio y el Templo de los Falos. La gran cantidad y variedad de edificios hablan de la complejidad social en este centro de las actividades políticas, económicas y religiosas.

La estructura más impresionante, con una singular forma elíptica y una altura de más de 35 metros es La Casa del Adivino; de acuerdo con una antigua leyenda, esta pirámide fue levantada por un enano en tan solo una noche, aunque en realidad se erigió en cinco etapas y se diseñó de tal modo que su escalinata da cara al oriente, hacia la puesta del sol en el solsticio de verano.

Dejar un mensaje