Esta afección suele presentarse en el dedo gordo del pie. Las personas con diabetes tienen mayores riesgos de complicaciones.
La uña afectada puede presentar dolor, hinchazón y enrojecimiento.
Si los remedios caseros no te ayudaron a mejorar la uña del pie encarnada, tu médico puede recomendarte lo siguiente:

• Levantar la uña. Para una uña levemente encarnada (con enrojecimiento y dolor pero sin pus), tu médico podría separar cuidadosamente el borde de la uña y colocar algodón, hilo dental o una férula debajo. Esto separa la uña de la piel que la cubre y ayuda a que la uña crezca por encima del borde de la piel. En casa, necesitará rehidratar el dedo y reemplazar el material diariamente.

• La remoción parcial de la uña. Para un caso más severo de uña encarnada (enrojecimiento, dolor y pus), su médico podría recortar o quitar la parte encarnada de la uña. Antes de este procedimiento, tu médico podría adormecer temporalmente el dedo inyectándole anestesia.
• La remoción parcial de la uña y tejido. Si tienes este problema de manera reiterada en el mismo dedo, tu médico podría sugerirte sacar una parte de la uña junto con el tejido subyacente (base de la uña). Este procedimiento podría evitar que esa parte de la uña vuelva a crecer. Tu médico usará un método químico, láser o de otro tipo.

Dejar un mensaje