La adaptación a la gran pantalla del musical de Broadway Cats está enviando a los cines un nuevo y mejorado corte de la película, que se estrenó el 25 de diciembre de 2019. Cuando el primer tráiler se estrenó durante el verano, la gente no estaba segura de qué pensar después de verlo, pues el CGI era algo “espeluznante”. Sin embargo, el estudio volvió a la mesa de animación e hizo una revisión de diseño a tiempo para el segundo tráiler, y tras ello, un tercer rediseño para el tercero.

No es ningún secreto que el director, Tom Hooper, todavía estaba trabajando en el CGI justo antes del estreno en Estados Unidos. La película solo pudo generar un poco más de 6 millones de dólares en su primer fin de semana -con un presupuesto inicial de 100 millones de dólares-, pero Hooper espera arreglar eso con “algunos efectos visuales mejorados”. El tiempo de metraje seguirá siendo el mismo, el único cambio será la estética de la que los espectadores se han quejado en los últimos días.

Este ha sido el movimiento del estudio para conseguir atraer a los espectadores. De hecho, no es la primera vez que se hace, Sonic, la película también pasó por un rediseño masivo y su fecha de lanzamiento se tuvo que retrasar. Si bien los efectos visuales están dejando mucho que desear en las opiniones de los espectadores, la historia es la que realmente ha estado llegando a las personas que son fanáticas del musical. Y aunque las críticas no han puesto muy bien el estreno, tiene sus defensores.

Dejar un mensaje