Los ojos rojos son un trastorno en el que la parte blanca del ojo (la esclera) ha tomado ese color. El aspecto del ojo rojo puede variar en gran medida. Es posible ver líneas onduladas de color rosa o líneas rojas en la esclera, o toda la esclera puede presentarse rosa o rojo difuso.
Este trastorno puede tener lugar en uno o los dos ojos, y es posible asociarlo con diversos síntomas, como:
• Irritación
• Dolor
• Picazón
• Sequedad
• Ardor
• Secreción
• Ojos acuosos
• Sensibilidad a la luz
• Visión borrosa

En algunos casos, los ojos rojos quizás no presenten síntomas, con excepción del enrojecimiento. Los ojos rojos son muy comunes y tienen diversas causas; son síntoma de otros trastornos oculares que pueden ser desde benignos hasta graves.

¿Qué ocasiona los “ojos rojos”?
Los ojos rojos se deben a la dilatación de los vasos sanguíneos minúsculos ubicados entre la esclera y la conjuntiva transparente que recubre el ojo. Estos vasos sanguíneos (muchos de los cuales en general son invisibles) pueden hincharse debido a causas relacionadas con el medio ambiente o con el estilo de vida, así como por problemas oculares específicos.
En general, los ojos rojos son causados por alergia, fatiga ocular, uso exagerado de lentes de contacto o infecciones oculares comunes, tales como conjuntivitis. No obstante, el enrojecimiento ocular algunas veces puede ser signo de un trastorno o enfermedad más grave en los ojos; la uveítis o el glaucoma.

Cómo eliminar los ojos rojos
Debido a que el ojo rojo tiene tantas causas (y algunas de ellas son graves y exigen atención inmediata), usted debe visitar a su profesional de la visión inmediatamente si presenta ojos rojos, en especial si el enrojecimiento aparece súbitamente, conjuntamente con una visión borrosa o con molestias en los ojos.

Asimismo, debe recurrir a su profesional de la visión antes de utilizar gotas oftalmológicas para quitar el enrojecimiento. Estas gotas pueden contener fármacos llamados vasoconstrictores que contraen los vasos sanguíneos. La contracción de los vasos sanguíneos de la esclera hará que sus ojos se vean más blancos, pero si usa estas gotas con frecuencia durante un período de tiempo, tal vez comience a usarlas más para evitar que retorne el enrojecimiento. Y probablemente experimente un enrojecimiento más severo, de interrumpir el uso de estas gotas.
La mejor forma, y la más segura, de librarse del enrojecimiento de los ojos es consultar con su profesional de la visión para determinar la causa de este trastorno y recibir opciones en cuanto a los tratamientos más eficaces.

Dejar un mensaje