Cada 24 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis para incrementar la concientización pública sobre las devastadoras consecuencias, sociales y económicas de la tuberculosis (TB) en quienes padecen esta enfermedad prevenible y curable.
La tuberculosis o TB es causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Estas bacterias por lo general atacan a los pulmones, pero también pueden atacar otras partes del cuerpo, como los riñones, la columna vertebral y el cerebro. No todas las personas infectadas por las bacterias de la tuberculosis se enferman. Por eso, existen dos afecciones relacionadas con la tuberculosis: la infección de tuberculosis latente (LTBI, por sus siglas en inglés) y la enfermedad de tuberculosis. Si no se trata adecuadamente, la enfermedad de tuberculosis puede ser mortal.

Cómo se transmite la tuberculosis?
Las bacterias de la tuberculosis se transmiten de una persona a otra por el aire. Estas bacterias se liberan al aire cuando una persona con enfermedad de tuberculosis de los pulmones o de la garganta tose, estornuda, habla o canta. Las personas que se encuentren cerca pueden inhalar estas bacterias e infectarse.
La tuberculosis NO se transmite por lo siguiente:
• Darle la mano a alguien.
• Compartir alimentos o bebidas.
• Tocar la ropa de cama o los inodoros.
• Compartir el cepillo de dientes.
• Besarse.
Cuando una persona inhala las bacterias de la tuberculosis, estas pueden alojarse en los pulmones y comenzar a multiplicarse. Desde allí, las bacterias pueden desplazarse por la sangre a otras partes del cuerpo, como los riñones, la columna vertebral y el cerebro. La enfermedad de tuberculosis en los pulmones o la garganta puede ser contagiosa. Esto significa que las bacterias pueden transmitirse a otras personas. Por lo general, la tuberculosis que afecta otras partes del cuerpo, como los riñones o la columna vertebral, no es contagiosa.

Signos y síntomas
Los síntomas de la enfermedad de tuberculosis dependen del área del cuerpo donde se estén multiplicando las bacterias de la tuberculosis. Por lo general, las bacterias se multiplican en los pulmones (tuberculosis pulmonar). La enfermedad de tuberculosis en los pulmones puede causar síntomas como los siguientes:
• Tos intensa que dura 3 semanas o más.
• Dolor en el pecho.
• Tos con sangre o esputo (flema que sale desde el fondo de los pulmones).
Otros síntomas de la enfermedad de tuberculosis son:
• Debilidad o fatiga
• Pérdida de peso
• Falta de apetito
• Escalofríos
• Fiebre
• Sudores nocturnos

Prevención de la tuberculosis
Muchas personas que tienen infección de tuberculosis latente nunca presentan enfermedad de tuberculosis. Pero algunas personas que tienen infección de tuberculosis latente tienen más probabilidades que otras de padecer la enfermedad. Entre las personas en alto riesgo de presentar la enfermedad de tuberculosis están las siguientes:
• Personas con infección por el VIH.
• Personas que se infectaron con las bacterias de la tuberculosis en los últimos 2 años.
• Bebés y niños pequeños.
• Personas que se inyectan drogas ilícitas.
• Personas que tienen otras enfermedades que debilitan el sistema inmunitario.
• Ancianos.
• Personas que en el pasado no recibieron el tratamiento adecuado para la tuberculosis.

Si usted tiene infección de tuberculosis latente y pertenece a uno de estos grupos de alto riesgo, debe tomar su medicamento para evitar la enfermedad de tuberculosis. Hay varias opciones de tratamiento para la infección de tuberculosis latente.Usted y su médico deben decidir cuál es el mejor tratamiento para usted. Si toma su medicamento como se le indique, puede evitar la enfermedad. Debido a que hay menos bacterias, el tratamiento para la infección de tuberculosis latente es mucho más fácil que el tratamiento para la enfermedad de tuberculosis. Una persona enferma tiene una gran cantidad de bacterias de la tuberculosis en el cuerpo. Se necesitan varios medicamentos para tratarla.

Dejar un mensaje