Es una afección por la cual una persona suda demasiado y de manera impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura es fresca o cuando están en reposo.

Causas
La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco. En la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, al ejercitarse, o en respuesta a situaciones que las hacen sentir nerviosas, enojadas, avergonzadas o con miedo.
La sudoración excesiva se presenta sin estos desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas. La sudoración incontrolable puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, pies y axilas, se llama hiperhidrosis focal. En la mayor parte de los casos, no se puede encontrar la causa. Parece ser hereditario. Aparentemente es hereditaria. La sudoración que no es causada por otra enfermedad se llama hiperhidrosis primaria.
Si la sudoración sucede como resultado de otra afección médica, se llama hiperhidrosis secundaria. La sudoración puede presentarse en todo el cuerpo (generalizada) o solo en una zona (focal). Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria incluyen:

• Acromegalia
• Afecciones de ansiedad
• Cáncer
• Síndrome carcinoide
• Cierto abuso de medicamentos y sustancias
• Trastornos de control de la glucosa
• Enfermedades del corazón, como ataque cardíaco
• Hipertiroidismo
• Enfermedad pulmonar
• Menopausia
• Enfermedad de Parkinson
• Feocromocitoma (tumor de la glándula adrenal)
• Lesión de la médula espinal
• Accidente cerebrovascular
• Tuberculosis u otras infecciones
• Síntomas
El principal síntoma de la hiperhidrosis es la humedad.

Pruebas y exámenes
Los signos visibles de sudoración se pueden notar durante una visita al médico. También se pueden utilizar pruebas para diagnosticar la sudoración excesiva, incluyendo:
• Prueba de almidón y yodo — Se aplica una solución de yodo a la zona que presenta sudoración. Después de secarse, se esparce almidón sobre dicha zona. La combinación de yodo y almidón hace que cualquier parte que presente exceso de sudor cambie de color azul oscuro a negro.
• Prueba del papel — Se coloca un papel especial en la zona afectada para absorber el sudor y después se pesa. Cuanto más peso tenga, mayor cantidad de sudor se habrá absorbido.
• Pruebas de sangre — Éstas pueden ordenarse si se sospecha de problemas en la glándula tiroides u otras afecciones.
• Exámenes de diagnóstico por imágenes — Se pueden ordenar si se sospecha la presencia de un tumor.
También le pueden preguntar detalles sobre la sudoración, como:
• Ubicación — ¿Se presenta en el rostro, palmas de las manos, o axilas, o en todo el cuerpo?
• Patrón de tiempo — ¿Sucede en la noche? ¿Comienza súbitamente?
• Desencadenantes — ¿La sudoración sucede cuando le recuerdan algo que lo molesta (como un evento traumático)?
• Otros síntomas — Pérdida de peso, latidos cardíacos muy fuertes, manos pegajosas o frías, fiebre, pérdida del apetito.

Dejar un mensaje