Es importante usar brackets cuando enderezamos los dientes para obtener una linda sonrisa. Sin embargo también ayudan a tener una mejor salud bucal. ¿Cómo es esto posible?. Hoy te voy a explicar de que otras maneras ayuda la ortodoncia (brackets) a tu salud bucal. Previene Caries: Cuando los dientes están torcidos es más fácil que retengan estos restos. De la misma manera la higiene dental se dificulta. Tener los dientes torcidos puede evitar que uses correctamente tu cepillo. De igual manera usar hilo dental puede ser difícil para acceder a ciertas zonas.

Enfermedades de encías: Estas son causadas mayormente por una mala higiene dental. Y ocurre igual que con las caries: dientes torcidos favorecen a que se acumule más restos de comida. Estos restos se endurecen con los minerales de nuestra saliva formando cálculo (“sarro”). Entonces comienza un proceso de pérdida de la encía y del hueso por el cálculo. Los dientes pierden el soporte del hueso en el que están y terminan cayéndose.
Cuando un diente no está al centro del hueso porque esta torcido, hay una zona más delgada de hueso que sujeta al diente. Si en esta zona se acumula sarro, el diente torcido se va a caer más rápido porque el espesor del hueso es menor a lo normal.

Caída de dientes: No solo si tienes enfermedad de encías puedes perder tus dientes. Si tus dientes están muy torcidos, el solo hecho de masticar con ellos puede causar que se vayan aflojando. Incluso pueden dañar el hueso que soporta a los dientes vecinos pudiendo causar que estos también se caigan. Los caninos (colmillos) que salen encima de la encía, en ocasiones al salir “carcomen” o desgastan la raíz. (La raíz es la parte de los dientes que los ancla al hueso). Las raíces de los dientes cercanos pueden sufrir este desgaste dejando las raíces mas pequeñas de lo normal. Si un diente no tiene suficiente raíz es más susceptible a aflojarse y caerse.

Desgaste inusual de los dientes: Los dientes tienen de manera natural una forma especial. Esto es para que embone con sus contrarios como si fuera un engrane. Cuando están a diferentes alturas el diente que está más alto se desgasta antes que los demás. Cuando esta girado las formas que tiene el diente y que forman el engrane no embonan como deberían. Entonces las formas del diente se desgastan de manera desigual aplanándolos. Esta situación agrava el problema de los dientes torcidos. pues los dientes siempre buscan chocar con su diente contrario y se van saliendo de su sitio normal.
Estos desgastes en ocasiones pueden ser tan grandes que los dientes se reducen de tamaño. Pueden causar dolor porque expone zonas del diente que no deben estar expuestas. Esto causa sensibilidad dental con lo frío, lo caliente, lo dulce o lo ácido.

Problemas con la mandíbula: Nuestros dientes, mandíbula y músculos trabajan juntos para que podamos masticar o hablar.Cuando los dientes están torcidos, es más fácil que tengamos dolores musculares. Esto se debe a que acomodamos inconscientemente la mandíbula para seguir masticando.Aunque nos acomodamos para masticar, esa posición de la mandíbula no es la natural. Es entonces cuando los músculos se tensan. Esto causa dolores en las sienes, oídos, cuello e incluso los hombros. Si apretamos o tallamos los dientes por estrés el problema se hace más grave. El cartílago entre la mandíbula y el cráneo puede desacomodarse y causar tronidos y dolor en la articulación. Incluso la mandíbula puede trabarse cuando abrimos la boca. También el cartílago puede desgastarse e incluso perforarse. Esta última ya es una condición muy grave que puede requerir tratamientos más invasivos.

Dejar un mensaje