Michael Bay con Adam Goodman, antiguo jefe de producción de Paramount y actual director de Invisible Narratives, para producir un thriller de bajo presupuesto titulado ‘Songbird’ y que, según Deadline, planean comenzar a rodar en solo cinco semanas. Para que esto ocurra, los sindicatos y autoridades competentes tienen que dar el visto bueno en la actualmente clausurada Los Ángeles, por lo que sus optimistas estimaciones podrían verse enfangadas dentro de un mes.

La películas estará dirigida por Adam Mason (‘Broken’, ’Into the Dark’) y cuenta con guion de Simon Boyes (‘Broken’, ‘Corrupción y poder’). La trama es, por lo que cuenta el medio, “un thriller tenso con el espíritu de ‘Paranormal Activity’ y ‘Monstruoso’. Ocurre en dos años en el futuro. La pandemia no ha desaparecido. Los confinamientos se han revertido y luego se han restablecido y todo se vuelve aún más grave a medida que el virus continúa mutando. No creemos que haya elementos sobrenaturales involucrados, pero hay una conspiración gubernamental y paranoia que afecta al elenco de personajes que permanecen encerrados”.

La mezcla el complicada. Convertir la pandemia de la COVID-19 en un thriller que recuerde, por algún motivo, a ‘Paranormal Activity’ (Oren Peli, 2007) y ‘Monstruoso’ (Matt Reeves, 2008) pero que, al mismo tiempo, no incluya elementos sobrenaturales, parece el sueño de un loco. Por eso no es de extrañar que nuestro Michael Bay se haya metido aquí de cabeza.

Dejar un mensaje