J. K. Rowling ha causado todo un «terremoto» entre la comunidad de seguidores de Harry Potter al confesar en su cuenta oficial de Twitter: «Nunca visité esa librería de Oporto, ni sabía de su existencia. Es preciosa y ojalá la hubiera visitado, pero no tiene nada que ver con Hogwarts». Se refiere la escritora británica a la Librería Lello de la ciudad portuguesa, reconocida como una de las más bonitas del mundo y… como uno de los rincones que inspiraron a la autora de una saga que ha vendido ya más de 500 millones de ejemplares a lo largo y ancho de los cinco continentes.

Pero, ¿por qué realiza semejantes declaraciones en este momento? ¿Por qué se rodaron varias escenas de las adaptaciones cinematográficas de las novelas en el establecimiento del número 144 de la Rua das Carmelitas? ¿Por qué ha estado callada Rowling mientras crecía la leyenda en torno al lugar?

Los interrogantes se acumulan sobre la mesa justo cuando las librerías acaban de reabrir en Portugal, incluido este enclave ubicado en pleno centro de Oporto, en ese eje que forma con la Torre dos Clérigos. Un doble reclamo turístico y cultural que busca recuperar el esplendor perdido debido a la pandemia.

Se cumplen, precisamente, cinco años desde que Lello (fundada en enero de 1906) comenzó a cobrar entrada para tratar de lidiar con la avalancha de visitantes «pottermaniacos» deseosos de hacerse una fotografía en su interior. En efecto, es necesario pagar tres euros si se quiere reservar un lugar en la cola de entrada (una cantidad que te descuentan si finalmente se realiza una compra).

La Librería Lello de Oporto ha difundido una carta abierta a J. K. Rowling después de que la autora de la saga de Harry Potter confesara que ni sabía de su existencia.

La leyenda dice que la escritora británica comenzó a urdir las historias del joven mago mientras subía y bajaba la impresionante escalinata del número 144 de la Rua das Carmelitas, pero sus recientes palabras han levantado una polémica que continúa creciendo.

Por eso, el propietario del establecimiento, José Manuel Lello, se ha decidido a dar un paso al frente e invitar a la autora de Harry Potter a hacer realidad su deseo de visitar el número 144 de la Rua das Carmelitas y anuncia que, en su honor, hará sonar a Tchaikovsky, cuya música le inspiraba cuando residía en la ciudad

Dejar un mensaje