Nuevo proyecto a la vista que confirma las buenas relaciones entre el mundo del cómic y el cine. Se trata de la adaptación de la novela gráfica Kill Them All, creada por Kyle Starks (guionista y dibujante de Rick y Morty), que estaría bajo la dirección de Victoria Mahoney (Star Wars: El ascenso de Skywalker). Mahoney, que fue directora de segunda unidad en Star Wars: El ascenso de Skywalker a las órdenes de J.J. Abrams, se encuentra negociando con Paramount Pictures su participación en el proyecto, que se presenta como un violento homenaje a las películas de acción de los años 90, tal y como informan en The Hollywood Reporter.

Kill Them All nació de la mente de Kyle Starks y pudo ver la luz gracias a la financiación colectiva a través de la plataforma Kickstarter, antes de que la editorial Oni Press hiciera suya la novela gráfica. La historia de este cómic sigue a una asesina despiadada que ha sido traicionada, que formará equipo con un expolicía alcohólico para luchar contra uno de los señores del crimen de Miami.

Escenas violentas y acción de alta tensión en unas viñetas que parecen haber dado con el mejor equipo posible para que ser trasladadas al lenguaje cinemtaográfico: James Coyne (Otra clase de justicia) en los mandos del guion; mientra que en la producción encontramos al tándem formado por Josh Appelbaum y Andre Nemec (Misión: Imposible. Protocolo fantasma; Teenage Mutant Ninja Turtles).

Aunque el nombre de Mahoney es desconocido para el gran público, su participación en Star Wars: El ascenso de Skywalker le ha acabado de abrir las puertas de una industria que conoce desde varias perspectivas y desde hace tiempo.
En su curriculum: participó como secundaria en el clásico de la comedia americana Una rubia muy legal (2001); ha dirigido la película indie Yelling to the Sky (2011), protagonizada por Zoe Kravitz y Jason Clarke; y ha estado al frente de episodios de series como Anatomía de Grey o Lovecraft Country, producción de J.J. Abrams y Jordan Peele que ha de debutar en HBO el próximo mes de agosto.
Fuente: The Hollywood Reporter.

Dejar un mensaje