Sin duda alguna, esta es una de las complicaciones más serias que pueden desencadenar unas uñas demasiado largas. Y es que las uñas encarnadas no solo son molestas y dolorosas, sino que también pueden generar hinchazón y favorecer la aparición de todo tipo de infecciones. Ten presente que esta problemática suele presentarse con más frecuencia en las uñas de los pies. Así que, ¡ojo!

Una vez más, las uñas largas de los pies son las más propensas a las infecciones bacterianas. Esto se debe a que estas son principalmente promovidas por la escasa respiración de los pies y el consiguiente sudor profuso. He aquí otra razón para cortarse las uñas con más frecuencia. Por otra parte, antes de ponerte las medias, asegúrate de que estén siempre limpias. La suciedad en ellas también incrementa los riesgos de contraer infecciones bacterianas.

Picazón, enrojecimiento de la piel, parches blancos, uñas amarillas e infecciones mictóticas (es decir, provocadas por hongos). Estos son los principales síntomas de la tiña, una condición a la que también serás más vulnerable si olvidas cortarte las uñas.
Estas son todas las problemáticas de las que podrás liberarte, si cortas tus uñas con más frecuencia. Así que, hazlo!

Dejar un mensaje