En una época previa al streaming, hubo un popular punto de encuentro para innumerables cinéfilos que querían explorar un vasto catálogo de películas —en formato físico/casero— y alquilar alguna en aras de disfrutarla en la comodidad del hogar… La franquicia Blockbuster fue, en algún momento, la reina del videoclub y es su última tienda en funcionamiento (ubicada en la ciudad de Bend, Oregón, Estados Unidos) la que está próxima a rentarse a través de la plataforma Airbnb.

Esta promoción fue concebida por la gerente del Blockbuster Sandi Harding quien decidió anunciar la tienda en Airbnb «en agradecimiento a todo lo que realizó la comunidad de Bend para apoyar a la tienda durante estos tiempos inciertos» (según un comunicado oficial) y para ofrecer toda una noche de hospedaje dentro del local.

A partir del 17 de agosto, se abrirán las reservaciones del Blockbuster (vía Airbnb) en aras de que los cinéfilos afortunados aparten una de tres noches disponibles para la renta del espacio: los días 18, 19 y 20 del mismo mes.

Cabe recalcar que la posibilidad de reservación está limitada a los residentes locales y se solicitará además que los huéspedes de un mismo grupo (cuatro, como máximo) provengan del mismo hogar. Esto, evidentemente para minimizar los riesgos de contagio en estos tiempos de COVID-19.

«Durante los últimos meses, nos hemos perdido las visitas regulares de amigos, vecinos y turistas de todo el mundo», declaró Harding. «Entonces, estamos abriendo nuestra tienda a tres grupos de huéspedes del condado de Deschutes para una noche de cine socialmente distanciada, ¡como las de décadas pasadas!»

Y sí, se garantiza una limpieza protocolaria previo al check-in de cada conjunto de huéspedes —atenta a las pautas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades— aunado a la oferta de cubiertas faciales, toallitas desinfectantes y gel antibacterial para manos.

Además de los emblemáticos estantes con películas en formato casero a lo largo y ancho de la tienda, este Blockbuster –como cualquier otro departamento en renta por Airbnb– presumirá un espacio que emula una sala de estar, compuesta por un sofá cama, sillones individuales, dos mesas de noche con lámparas y un centro de entretenimiento con pantalla, controles, consolas y reproductores de video.

Dejar un mensaje