Uno de los aspectos más novedosos de la cinta Capitana Marvel fue su introducción a la raza alienígena conocida como Skrulls, los cambiaformas que han sabido inmiscuirse muy inteligentemente en varios de los eventos más importantes de la franquicia. Dentro de la trama de la anteriormente mencionada película, el líder del clan es Talos, interpretado por Ben Mendelsohn, quien estaba contemplado para morir hacia el final, sin embargo, no se siguió ese plan.

En entrevista con NME, el actor reveló que, originalmente, el personaje se enfrentaba a su fatal destino más o menos a la mitad de la aventura, pero poco a poco se fue decidiendo mantenerlo. Éstas fueron sus palabras:

“[El proyecto] excedió mis expectativas. Talos iba a morir casi por la página 60 del guion original y sobrevivió a eso, entonces le fue bastante bien. Si ese maldito cambiaformas mueve su cabeza de nuevo, haré lo posible por estar dentro”.

Lo cierto es que el hecho de que se mantuviera con vida al verde y extraño amigo fue bastante bueno para los aficionados a las historias de la Casa de Las Ideas. Después de todo, Talos ya había cosechado una gran base de seguimiento (fílmico, cabe aclarar, puesto que en los cómics ya tenía bastante reconocimiento).

Esta gran recepción por parte del público impulsó a que Mendelsohn repitiera el papel en una escena poscréditos en Spider-Man: Lejos de Casa, en la cuál se revela que el Nick Fury que asiste al arácnido no era sino el extraterrestre convertido en el director de S.H.I.E.L.D.

Dejar un mensaje