Una de las comedias adolescentes mejor recordadas de finales de la década de los 90 sin duda es 10 cosas que odio de ti. Sin embargo, a pesar del gran recibimiento que tuvo por parte de la crítica y la audiencia, una de sus estrellas, Joseph Gordon-Levitt se sintió avergonzado de su trabajo en 10 cosas que odio de ti.

Así lo reveló el actor en entrevista con Vanity Fair, recordando que se resistía constantemente a tomar las llamadas de sus agentes invitándolo a aceptar el rol, puesto que ésa no era la clase de proyecto en el cual estaba interesado:

“Iba mucho a cines de arte y veía películas que venían de Sundance, veía Sling Blade y Reservoir Dogs, a Soderbergh y Tarantino. Eso es lo que yo quería hacer”.

Además, Joseph Gordon-Levitt añadió que se sintió avergonzado de su trabajo en 10 cosas que odio de ti.

“Para ser honesto, estaba bastante avergonzado de 10 cosas que odio de ti”.

La oportunidad de realizar su sueño le llegó con el tiempo y poco a poco, se fue haciendo con más papeles como los que anhelaba. Uno de los que recuerda con mayor entusiasmo, por ejemplo, es su estelar en Brick, dirigida por Rian Johnson. Sobre esta producción, el histrión siempre ha dicho muy buenas cosas.

Por otro lado, dijo que una vez que comenzó a ser el protagonista de todas estas historias independientes, se sintió aliviado, puesto que su carrera fue tomando la dirección que él quería desde el inicio, aunque después de pensarlo mejor, declaró que ahora está orgulloso de haber participado del romance, que también contó con Heath Ledger y Julia Stiles. En la cinta, Gordon-Levitt da vida a Cameron James, mejor amigo del protagonista.

Actualmente, se puede ver al actor en Proyecto Power.

Dejar un mensaje