Esto se debe a que existen determinados alimentos que aguantan mejor unos días si se conservan frescos y refrigerados.

Sin embargo, las consecuencias más graves son “contraer una enfermedad de transmisión alimentaria (ETA) desde una reacción alérgica, problemas gastrointestinales, hasta la muerte” esto de acuerdo a los expertos de la salud.

Hay que obedecer siempre las fechas indicadas por los fabricantes de alimentos. Al consumirlo fuera de la fecha, se asume que el alimento va perdiendo paulatinamente su inocuidad. No obstante, en forma excepcional se podría comer un alimento en el mismo día que vence o el día posterior, siempre y cuando este alimento haya sido almacenado en condiciones óptimas de temperatura y humedad que indica el fabricante.

¿Qué alimentos consumir y cuáles no?

Los alimentos más riesgosos desde el punto de vista microbiológico son los altos en proteínas y con alta disponibilidad de agua perecibles como: leches, yogurts, quesillos, carnes y pescados de todo tipo, platos listos para servir refrigerados. 

Sin embargo, los alimentos más secos como arroz, pastas o similares pueden ser menos peligrosos a la hora de comerlos con un día de vencimiento. No obstante, siempre debe haber inspección visual del consumidor para revisar la presencia de huevos de vectores, heces o insectos.

Por otro lado, la miel es uno de los productos que se rotula como indefinida su duración y esto se debe a su alto poder antibiótico que hace que se auto preserve. Sin embargo, esta debe ser almacenada siempre en envases limpios, herméticos, sin humedad alta y protegida por la luz.

Síntomas y consecuencias post consumir alimentos caducados

• Malestar físico: consumir alimentos caducos puede generar malestar estomacal que puede ir acompañado de vómitos. Además de síntomas adicionales como gases o hinchazón. Los alimentos con hongos pueden causar dificultades respiratorias o enfermedades. Hay que tener claro que es preferible siempre desechar los alimentos.
• Cambio de gusto: a medida que pasa el tiempo, la calidad de los alimentos baja, por lo que el sabor disminuye y no son tan sabrosos como si se comieran antes de la fecha de caducidad.      
• Menos nutritivo: si se comen alimentos caducos, el organismo puede estar perdiendo nutrientes esenciales. Incluso si la etiqueta dice que tiene elementos nutritivos, aunque este caducado no tendrán los suficientes para nutrir. 
• Intoxicación: cualquier alimento que haya caducado puede producir un crecimiento de bacterias que pueden generar enfermedades transmitidas por aquello. La intoxicación es producida por el consumo de bacterias peligrosas que crecen rápido en los alimentos ya caducos. Esta situación es más fácil que ocurra en carnes, pollos, huevos o ensaladas.

Dejar un mensaje