La alergia al látex es una reacción a ciertas proteínas que se encuentran en el látex de caucho natural, un producto fabricado a partir del árbol de caucho. Si tienes alergia al látex, tu cuerpo se equivoca y reacciona como si fuese una sustancia dañina.
La alergia al látex puede provocar picazón de la piel y urticaria o incluso anafilaxia, una afección que puede poner en riesgo la vida y que puede causar hinchazón de la garganta y dificultad grave para respirar. El médico puede determinar si tienes alergia al látex o si tienes riesgo de contraerla.
Síntomas
Si tienes alergia al látex, es probable que tengas síntomas después de tocar productos de caucho de látex, como guantes o globos. También puedes tener síntomas si inhalas partículas de látex liberadas al aire cuando alguien se quita los guantes de látex.

Los síntomas de alergia al látex oscilan entre leves e intensos. La reacción depende de cuánta sensibilidad tengas al látex y de la cantidad de látex que toques o inhales. La reacción puede empeorar con cada exposición adicional al látex.
Síntomas leves
Algunos síntomas de alergia al látex son los siguientes:
• Picazón
• Enrojecimiento de la piel
• Urticaria o erupción cutánea
Síntomas más graves
Algunos de ellos son los siguientes:
• Estornudos
• Moqueo
• Ojos llorosos y con picazón
• Garganta irritada
• Dificultad para respirar
• Silbido al respirar
• Tos
Síntomas que pueden poner en riesgo la vida: Anafilaxia
La reacción alérgica más grave al látex es la anafilaxia, que puede ser mortal. La reacción anafiláctica se manifiesta inmediatamente después de la exposición al látex en el caso de las personas sumamente sensibles, pero rara vez ocurre en la primera exposición.
Algunos de los signos y síntomas de la anafilaxia son los siguientes:
• Dificultad para respirar
• Urticaria o hinchazón
• Náuseas y vómitos
• Silbido al respirar
• Caída de la presión arterial
• Mareos
• Pérdida del conocimiento
• Confusión
• Pulso débil o rápido

Causas
Si tienes alergia al látex, el sistema inmunitario identifica el látex como una sustancia perjudicial y activa determinados anticuerpos para combatirlo. La próxima vez que te expongas al látex, estos anticuerpos le indicarán al sistema inmunitario que libere histamina y otras sustancias químicas al torrente sanguíneo, lo cual producirá una variedad de signos y síntomas de alergia. Cuanto más te expongas al látex, es probable que el sistema inmunitario responda con más fuerza. Esto se denomina «sensibilización».
La alergia al látex puede ocurrir por estos motivos:
• Contacto directo. La causa más frecuente de alergia al látex supone el contacto con productos que tengan látex, entre ellos, guantes de látex, preservativos y globos.
• Inhalación. Los productos con látex, en especial, los guantes, liberan partículas de látex, que puedes inhalar cuando están en el aire. La cantidad de látex en el aire proveniente de los guantes difiere, en gran medida, según la marca de los guantes que se utilicen.
Es posible tener otras reacciones en la piel al usar látex. Estas son algunas de ellas:
• Dermatitis alérgica de contacto. Esta reacción se produce a causa de los aditivos químicos que se utilizan durante la fabricación. El principal signo es una erupción cutánea con formación de ampollas que se manifiesta de 24 a 48 horas después de la expo…

Dejar un mensaje