En los cómics, la hija adoptiva de Thanos hizo honor a su reputación como ‘la mujer más peligrosa de la galaxia’, una guerrera de élite que no tenía miedo de hacer sacrificios y con una inusual confianza sexual.

En la gran pantalla, su historia ha sido muy diferente. Desde ‘Guardianes de la galaxia’ y su secuela, hasta ‘Vengadores: Endgame’, el Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) logró reducir uno de los personajes más fascinantes de Marvel en uno de los clichés más manidos: una mujer definida por sus relaciones con los hombres que la rodean.

No nos entiendas mal: la versión de Zoe Saldana de esta asesina ha sido muy sólida durante gran parte de la historia y hemos disfrutado viéndola como una de las líderes más testarudas del variopinto equipo cósmico. Pero los fans de la Gamora de los cómics se merecen más que verla siendo utilizada para hacer evolucionar las historias de su amante (Peter Quill) y su padre (Thanos).

Y mientras ‘Vengadores: Endgame’ la trajo de vuelta después de todo la debacle, no era la Gamora que nos ha acompañadoentodos estos años, sino una versión de 2014 que aún tiene que formar otra vez una relación con el resto del equipo. En las últimas escenas del filme, desaparece silenciosamente después de la gran batalla, sirviendo como herramienta de desestabilización emocional para el pobre Quill.
No es de extrañar que los guionistas de Marvel, una vez más, hayan sido acusados de ‘refrigerar’ al personaje ignorando su narrativa sin ningún tipo de consecuencia. Al no permitir que la Gamora que conocíamos volviese a la historia –una de las pocas superheroínas de color interpretada por una de las pocas actrices de color en el UCM– era como si estuvieran diciendo que no tenían reparos en tirar su historia a la basura, una que se ha ido acumulando a lo largo de varias películas.

Así que –ahora que la industria del cine empieza a recomponerse después del parón por la COVID-19–, ¿qué futuro le espera al personaje?

Dado que ‘Guardianes de la Galaxia 3’ sigue adelante con James Gunn al timón, el temor es que, debido a que tiene que reconstruir su relación con el equipo, su arco estará nuevamente allí para servir a la historia de otra persona, ya sea para Quill, el recién nombrado Thor o Adam Warlock (si alguna vez decide aparecer).

En la otra cara de la moneda, si Gunn juega bien sus cartas, esto podría ser justo lo que la versión de Saldana del personaje necesita si alguna vez va a estar a la altura de su versión sobre el papel. Lo que los fans no quieren ver es otra historia en la que Quill flirtea con Gamora y Gamora se toma su tiempo para convertirse en una parte integral de los Guardianes; eso ya pasó y ya está. No, en cambio (esperamos, vaya) podría ser que ‘Guardianes de la Galaxia 3’ le brinde la oportunidad de demostrar la increíble asesina que es, una que se desarrolla en su propio espacio para convertirse en su propio personaje, con un arco completamente formado.

Si es así, quizás los más ‘marvelitas’ (incluidos nosotros) podríamos dejar el pasado atrás. En la gran pantalla, la hija adoptiva del titán lamentablemente perdió gran parte de su entusiasmo por la batalla para dejar paso a su interés amoroso por Peter. Pero la Gamora de 2014, una que justo acaba de ver la luz con respecto a las acciones de su padre adoptivo, podría recuperar algo de ese entusiasmo. Incluso podríamos verla fuera de los Guardianes y convertirse en una antiheroína por derecho propio.

Gamora ha sido buena y mala en los cómics, y una de sus mayores victorias fue mantener la realidad a salvo junto a Adam Warlock. Y, como vimos en los créditos finales de ‘Guardianes de la Galaxia 2’, parece que Ayesha estaría dispuesta a desatar a Warlock en un intento desesperado de destruir al equipo, lo que significa que es probable que este personaje aparezca en algún lugar dentro de la narrativa de la ‘trescuela’.

Quizás formar equipo con el antagonista es una nueva dirección que su arco podría tomar a raíz de las consecuencias de ‘Vengadores: Endgame’. Aunque solo esperemos que Gunn haya aprendido de su problema con Gamora y no desperdicie esta oportunidad para acabar convirtiéndola en una de las esquinas de un triángulo amoroso con el novato y Quill.

Todo eso ya lo hicieron: ahora démosle a Gamora el espacio para patear traseros sin ponerse toda pegajosa por el flirteo de cualquier tipo. Ahora hay un borrón y cuenta nueva, por así decirlo, y es libre de ser quien es en los cómics. No la llaman la mujer más peligrosa de la galaxia por nada.

Dejar un mensaje