La hipotermia es una urgencia médica que ocurre cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo produce, lo que provoca una peligrosa disminución de la temperatura corporal. La temperatura corporal normal es de alrededor de 98,6 ºF (37 ºC). La hipotermia se produce cuando la temperatura del cuerpo cae por debajo de 95 ºF (35 ºC).

Cuando desciende la temperatura corporal, el corazón, el sistema nervioso y otros órganos no pueden funcionar normalmente. Si no se trata, la hipotermia puede provocar una insuficiencia del corazón y del sistema respiratorio total y eventualmente a la muerte.

La causa de la hipotermia suele ser la exposición al clima frío o la inmersión en agua fría. Los tratamientos principales para la hipotermia son métodos para calentar el cuerpo a fin de que recupere la temperatura normal.

Síntomas

Los escalofríos son lo primero que notarás cuando la temperatura comience a bajar debido a que son la defensa automática del cuerpo contra la temperatura baja para calentarse.

Los signos y síntomas de la hipotermia incluyen:

• Escalofríos

• Hablar arrastrando las palabras o balbuceo

• Respiración lenta y superficial

• Pulso débil

• Torpeza o falta de coordinación

• Somnolencia o muy poca energía

• Desorientación o pérdida de memoria

• Pérdida del conocimiento

• Piel de color rojo brillante y fría (en bebés)

Una persona con hipotermia, generalmente no es consciente de la afección porque los síntomas suelen presentarse progresivamente. Además, la confusión de pensamiento relacionada con la hipotermia evita que uno sea consciente de lo que le ocurre. La confusión de pensamiento también puede provocar una conducta arriesgada.

Causas

La hipotermia se produce cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo produce. La causa más frecuente de hipotermia es la exposición a condiciones de clima frío o a agua fría. Sin embargo, la exposición prolongada a cualquier ambiente más frío que el cuerpo puede provocar hipotermia si no estás vestido de manera adecuada o si no puedes controlar las condiciones.

Las causas específicas que pueden provocar hipotermia comprenden las siguientes:

• Utilizar ropa que no es lo suficientemente cálida como para las condiciones climáticas

• Quedarse afuera en el frío demasiado tiempo

• No poder sacarse la ropa mojada o no poder trasladarse a un sitio seco y cálido

• Caerse accidentalmente al agua, como en un accidente de navegación

• Vivir en una casa demasiado fría, ya sea por una mala calefacción o demasiado aire acondicionado

Cómo pierde calor el cuerpo

Los mecanismos de pérdida de calor corporal incluyen los siguientes:

• Calor irradiado. La mayor parte de la pérdida de calor se debe al calor irradiado de las superficies del cuerpo no protegidas.

• Contacto directo. Si estás en contacto directo con algo muy frío, como agua fría o el suelo frío, se transfiere el calor hacia el exterior del cuerpo. Debido a que el agua es muy buena para transferir calor del cuerpo, el calor corporal se pierde mucho más rápido en agua fría que en el aire frío. Del mismo modo, la pérdida de calor se produce más rápido si la ropa está mojada, como cuando te sorprende la lluvia.

• Viento. El viento elimina el calor corporal al llevarse la delgada capa de aire cálido de la superficie de la piel. El factor frío del viento es importante en la pérdida de calor.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo de la hipotermia se incluyen los siguientes:

• Cansancio. Tu tolerancia al frío disminuye cuando estás fatigado.

• Edad avanzada. La capacidad del cuerpo para regular la temperatura y sentir frío se puede reducir con la edad. Y algunos adultos mayores pueden no ser capaces de comunicarse cuando tienen frío o de trasladarse a un lugar cálido si sienten frío.

• Corta edad. Los niños pierden calor más rápido que los adultos. Los niños también pueden ignorar el frío porque se divierten demasiado como para pensar en ello. Y también pueden no tener el criterio de vestirse apropiadamente para el clima frío o de refugiarse del frío cuando deberían.

• Problemas mentales. Es posible que las personas con una enfermedad mental, demencia u otras afecciones que interfieran en el juicio no se vistan apropiadamente para el clima o no comprendan el riesgo del clima frío. Las personas con demencia pueden alejarse del hogar o perderse fácilmente, por lo que es más probable que queden varadas en exteriores con clima frío o húmedo.

• Consumo de alcohol y drogas. El alcohol puede hacer que tu cuerpo se sienta caliente por dentro, pero hace que tus vasos sanguíneos se expandan, lo que resulta en una pérdida de calor más rápida de la superficie de la piel. La respuesta natural del cuerpo de generar escalofríos se reduce en las personas que han estado bebiendo alcohol.

Además, el uso de alcohol o drogas recreativas puede afectar tu juicio sobre la necesidad de entrar o usar ropa de abrigo en condiciones de clima frío. En caso de que una persona esté intoxicada y se desmaye en el clima frío, es posible que desarrolle hipotermia.

• Ciertas afecciones médicas. Algunos trastornos de salud afectan la capacidad del cuerpo para regular la temperatura corporal. Los ejemplos incluyen una tiroides poco activa (hipotiroidismo), mala nutrición o anorexia nerviosa, diabetes, accidente cerebrovascular, artritis grave, enfermedad de Parkinson, traumatismos y lesiones de la médula espinal.

• Medicamentos. Algunos medicamentos pueden cambiar la capacidad del cuerpo para regular su temperatura. Entre los ejemplos se incluyen ciertos antidepresivos, antipsicóticos, medicamentos analgésicos narcóticos y sedantes.

Dejar un mensaje